Invur Congreso viviendas de interés social

Más oportunidades para la vivienda de interés social

Más oportunidades para la vivienda de interés social

Entre los nuevos incentivos figura una ampliación de los créditos hipotecarios que otorgan los bancos para la financiación de las viviendas

El octavo congreso de la Vivienda de Interés Social celebrado este miércoles en Managua abordó un grupo de incentivos para que las familias puedan acceder a un techo propio.

Al respecto, la codirectora del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), Vanesa Gómez, se refirió al bono a la prima que se otorga a las familias, el préstamo bancario, y el bono del Gobierno de dos mil dólares, siempre y cuando el precio de la vivienda no sobrepase los 23 mil dólares.

Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores (Cadur), explicó que los bancos están otorgando más créditos hipotecarios para construir viviendas sociales a partir de fondos que crecen en unos cien millones de dólares por año.

“Si normalmente crecemos con 100 millones-120 millones de dólares anuales, pues ahora, con el préstamo que hizo el Banco Produzcamos, aumentamos a 150 millones de dólares que estarán disponibles para este año”. Y para el próximo, aseguró, estaremos observando un crecimiento de 750 millones de dólares.

“Esto significa que las familias verán un panorama de opciones en viviendas en las nueve ciudades donde tenemos presencia, y nos estamos planteando crecer en ocho mil viviendas para llegar a tener un inventario de 20 mil”, aseguró.

Eduardo Tabush Pascual, asistente al Congreso por Guatemala, manifestó que estos encuentros son relevantes, y observó la importancia de que las empresas constructoras hayan encontrado la manera de resolver el problema del financiamiento de la vivienda, en particular con el programa del subsidio a las familias.

A ese respecto, refirió el buen manejo que se ha hecho de ese programa en el municipio de Nueva Guinea, donde se lleva a cabo un proyecto de vivienda solidaria dirigido a personas con un salario fijo o que trabajan por su cuenta, a quienes el Gobierno Sandinista quiere beneficiar.

Funcionaría con un crédito por parte de una entidad financiera más el subsidio que da el Gobierno y una contrapartida de los protagonistas, para que tengan una vivienda de 5 mil 500 dólares”, explicó a su vez la delegada Ilsis Sovalbarro.

En el octavo congreso de la Vivienda de Interés Social participaron representantes de empresas urbanizadores, ejecutivos bancarios y promotores sociales de las alcaldías municipales, entre otras personas concernidas con este tema.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *